Páginas vistas en total

martes, 31 de enero de 2012

Una tarde de lectura

Emocionado y expectante me dirijo hasta el cómodo sillón  situado en la parte izquierda del salón. He decidido tomarme la tarde libre, lo que significa que, por fin, tras dos semanas un tanto frenéticas, voy a disfrutar de lo que a mi juicio es uno de los grandes placeres de la vida, la lectura.
Como dispongo del tiempo necesario aprovecho la ocasión para comenzar a leer alguna de las obras que aún tengo pendientes. Me acerco al rincón de la estantería en donde he ido acumulando una serie de títulos cuya lectura, a día de hoy, considero imprescindible si quiero alcanzar mi sueño, llegar a ser un gran escritor.
Selecciono uno al azar y desde el primer momento en que lo tengo entre mis manos una previsible y conocida sensación recorre todo mi cuerpo. Se trata de una curiosa mezcla de nerviosismo y curiosidad , una sensación prácticamente indescriptible.
Abro el grueso volumen y comienzo a leer la primera página, comienzo a vivir una nueva aventura......

No hay comentarios:

Publicar un comentario