Páginas vistas en total

lunes, 29 de septiembre de 2014

Percepciones otoñales

Un año más recibo al otoño con la curiosidad y la expectación que los variopintos tonos anaranjados y la fresca brisa me transmiten con su llegada. Atrás quedan los viajes con los amigos, los reencuentros con la familia, Las interminables charlas nocturnas de las terrazas, el descubrimiento de personas que pasarán a formar parte de nuestra vida de la noche a la mañana y un sinfín de innumerables situaciones y emociones desplegadas durante el periodo estival que lo precede. Es tiempo de abrigar nuestros instintos, sacar a la luz nuevos planteamientos o simplemente consolidar los que ya están en marcha. La gran mayoría ha tenido tiempo para reflexionar, no obstante, y, como suele pasar en estos casos en los que debemos tomar decisiones un tanto arriesgadas, serán pocos los que se enfrenten así mismos y den el paso.
Para muchos de nosotros  la llegada de esta estación marca el inicio de una nueva etapa escolar, laboral o profesional, y por ello tratamos de concienciarnos sobre ciertos cambios en las actitudes diarias. Sin embargo, hay que reconocer que existe cierta tendencia a exagerar o sobrevalorar nuestras conductas venideras, al igual que sucede al marcarnos objetivos excesivos o metas realmente difíciles de alcanzar sin pensar en el constante esfuerzo que esto supone.
No penséis que no, yo también peco de iluso, aunque con el paso de los años he aprendido que las intenciones deben ir de la mano de las realidades y los entornos que nos rodean. Los cambios requieren un tiempo, y para poder apreciar y ver sus resultados debemos tener en cuenta que estamos inmersos en una carrera de fondo, por lo que no debemos desesperarnos ni cantar victoria a la primera de cambia. Pero tranquilos, no todo va a ser así, también habrá cabida para la llegada de nuevas experiencias. Es hora de mirar al frente, de continuar soñando, de tomar impulso y coger las fuerzas necesarias para continuar el camino con más energía o, en su defecto, buscar nuevos trayectos. La lucha continúa tras el verano, eso sí, luchemos con moderación y sin engaños.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

¿Qué será?

Levantarme con un mensaje tuyo y sonreír al leerlo. Recordar nuestro último encuentro mientras el agua de la ducha comienza a despertarme. Salir corriendo al trabajo y añorar los dulces besos y las interminables caricias que me dedicas cuando dormimos juntos. Tratar de concentrarme y cabrearme conmigo mismo porque no puedo sacarte de mi cabeza en ningún momento. Comer junto a los compañeros de oficina y pensar en la última cena romántica con la que me sorprendiste hace unos días. Desear que termine la tarde para poder llamarte y escuchar ese tono de voz que consigue cautivarme por medio de cariñosas palabras y comentarios. Soñar con un mañana juntos, con el futuro, a pesar de que ambos sabemos que la vida nos pondrá algunas trabas que deberemos superar con paciencia. Dar un paseo en bicicleta y recorrer los mismos lugares por los que deambulamos como dos alocados románticos. Notar tu mano junto a la mía a pesar de no haber nadie más a mi alrededor. Imaginar lo que tú debes estar haciendo y darme cuenta de que eres una de las personas más importantes de mi vida mientras termino de pasear. Llegar a casa, sin ganas de nada, y que alguien te haya decidido dar una sorpresa sin ser un día especial. Vivir, descubrir y emocionarme junto a ti. Dejarme llevar, saborearte y enamorarme como un idiota. Eso, señores y señoras, eso es amor.

lunes, 18 de agosto de 2014

Amor de verano

Para Iñigo, este ha sido un verano diferente, incomparable a los anteriores, un período de tiempo en el que ha descubierto lo importante que puede llegar a resultar alguien con quien apenas has compartido unas semanas de tu vida. La culpable de esta nostálgica situación es Clara, una joven alegre, cariñosa y enamoradiza que ha conseguido que el tiempo se detuviera en cada una de sus citas. Aquellos largos y calurosos atardeceres con los que acostumbraban a sincerarse y jurarse amor eterno ya no se repetirán, al menos durante un año. Tampoco habrá lugar para la complicidad con la que se despedían cada noche en la plaza del pueblo, es hora de volver a la rutinaria realidad que rodea a los adolescentes durante el curso escolar.
Han sido capaces de descubrir la sensación de ser amados a pesar de su juventud, será por la inocencia que desprenden con su comportamiento o puede que sea por la venda que les ciega tratando de esconder lo dura y triste que resultará la distancia. Por delante queda ver si ambos cumplen las promesas realizadas, tendrán que esforzarse por mantener el contacto, no será lo mismo, pero ya es un comienzo. Ninguno olvidará estos días, esa genuina sensación perdurará durante varias semanas. Lo más seguro es que, sin que ellos puedan ni quieran darse cuenta, la intensidad de sus mensajes y muestras de cariño se vayan reduciendo lentamente hasta que todo vuelva a su antiguo cauce. Al parecer, los amores de verano…tienen fecha de caducidad.

domingo, 17 de agosto de 2014

Un sueño al alcance de muy pocos

Buscaba a alguien que no olvidase ni destruyese los recuerdos que almacenásemos con el paso de los días. Un complemento ideal para vivir y compartir experiencias, una persona con quien pudiese cantar sin morirme de vergüenza, bailar sin importarme el ridículo, hablar durante horas y sonreírle a la vida de una manera diferente y especial.
Quería compartir mis sueños con ella, desvelarle mis secretos y notar cómo me hace sentir único con cada una de sus palabras. No volveré a rebuscar entre los errores o aciertos del pasado, es hora de pasar página y comenzar una nueva historia dejando que ésta sea escrita a través de nuestros besos y miradas. Olvidémonos de los odiosos finales y disfrutemos del momento viendo al mundo empequeñecer ante nuestra presencia. Déjame encariñarme de tus virtudes y defectos, quererte hasta perder el sentido y amarte como nunca nadie lo ha hecho.
Hazme cómplice de tus emociones, permíteme conocer el  significado de un amor espontáneo y verdadero para así tratar de volar junto a ti y tus ilusiones. Acércame hasta lo más profundo de tu alma y abre tu mente ante el deseo de compartir tus sentimientos, no te arrepentirás. Es arriesgado, pero te prometo que sabré recompensar tu esfuerzo y valentía con la dulzura y el coraje necesarios para hacer de los nuestro algo irrepetible. No será fácil, sin embargo, el resultado nos conducirá hasta aquel lugar que tanto nos gusta imaginar, nuestro pequeño paraíso personal.
La búsqueda parece haber finalizado, ya solo me queda continuar soñando y luchar por lo que ambos queremos, aunque no puedo quejarme, a tu lado todo resulta más sencillo…

jueves, 24 de abril de 2014

Un refugio bajo la lluvia

Dicen que abril es el mes de la lluvia por excelencia, al menos eso decía un famoso refrán español. Pues bien, en tal situación se encontraban Marcos y alba, quienes habían decidido salir a pasar una tranquila tarde de domingo. El cielo estaba encapotado, gris, aunque este hecho no parecía suponer una verdadera amenaza para sus planes, sin embargo, pronto pudieron comprobar que no habían tomado la mejor decisión.
El primer atisbo de lo que sucedería a continuación vino de la mano del potente rayo que se encargó de iluminar la céntrica calle por la que paseaban. Las primeras gotas llegaron unos minutos después, sorprendiéndoles mientras contemplaban uno de los muchos escaparates de la zona. Marcos no había previsto la posibilidad de que la lluvia actuara a traición, lo que le llevó a agarrar la mano de Alba para  salir corriendo en dirección a casa. Debían apresurarse, las nubes parecían tener la necesidad de descargar su furia sobre ellos, no tenían tiempo que perder, la tormenta que se había desencadenado no tenía intención de ofrecerles una tregua. La rapidez de sus pasos provocó que, tras un desafortunado resbalón, Alba cayese al suelo y se manchase la ropa. Marcos le ayudó a levantarse y la llevó hasta un lugar en el que pudiesen protegerse del aguacero, y una vez allí, ambos se rieron de la cómica escena que habían protagonizado delante de decenas de viandantes. Alba respiró aliviada y quiso agradecerle su actuación con un beso interminable.
Esto ocurrió hace ya más de diez años, aún así, ellos continúan recordando el gracioso momento como algo especial, ese fue el día en el que se prometieron amor eterno, ese fue el día que no solo ellos consiguieron refugiarse, ese fue el día que sus corazones encontraron el mejor refugio posible.

lunes, 14 de abril de 2014

Rincones de ensueño

Me dispongo a aventurarme en un lugar en el que los sueños cobran vida y la imaginación se desata hasta cotas prácticamente inalcanzables. Reconozco que estoy algo nervioso, quién sabe qué aventura conseguirá atraer mi atención y me acompañará durante los próximos días.
Una vez dentro, Beatriz se acerca hasta mí y me saluda con una singular y sincera sonrisa, son demasiados años compartiendo y comentando las historias que tanto nos han entretenido.
Tras haberme dado la bienvenida, Beatriz se acerca hasta una estantería cercana y prosigue con el trabajo que estaba realizando antes de mi llegada. Sabe que me gusta elegir por mí mismo, no han sido pocas las ocasiones en las que ha tratado de hacerme alguna recomendación, no obstante, prefiero dejarme llevar por el momento y la intuición que tan buen resultado me ha dado hasta la fecha.
Después de unos minutos de incertidumbre, valoro las opciones que tengo ante mí y tomo una decisión que me llevará hasta un mundo nuevo, mágico y totalmente desconocido. No creáis que voy a tomar un vuelo hasta algún paraíso lejano o voy a ver una película que me sitúe durante un par de horas donde el director haya creído oportuno. Mis planes van mucho más allá, yo mismo seré parte de la historia, la viviré con intensidad, me pondré en la piel de los protagonistas y sentiré lo que ellos sienten. Ya me he decidido, ésta vez retrocederé unos siglos y conviviré con la sociedad de las época en un ambiente un tanto crispado.
Antes de abandonar el lugar en el que confluyen tantas y tantas historias, charlo con Beatriz sobre las últimas novedades recibidas  y ambos opinamos acerca de lo que las nuevas tecnologías están cambiando el sector. Espero que no se pierda esta cercanía y todos continuemos teniendo la posibilidad de disfrutar viendo, valorando y eligiendo entre la infinidad de opciones que este tipo de emplazamientos nos ofrecen.
 Ah, se me olvidaba invitaros a vivir esta experiencia, ¿queréis pasar?…Bienvenidos a la librería…


Dedicado a todos aquellos que luchan y transmiten su amor por las letras.

martes, 25 de marzo de 2014

¿Hemos politizado la dignidad?

Han pasado cuarenta y ocho horas desde que la primera marcha por la dignidad dio comienzo en un ambiente de cierta confusión. En el horizonte, un sinfín de banderas de unos y otros colores hondeaban y revindicaban ideales que nada o poco tenían que ver con la temática del multitudinario encuentro. No todos los medios de comunicación difundieron la noticia, y la mayoría de los que lo hicieron seleccionaron la información a su antojo y la acompañaron de tintes ideológicos.
Desde mi punto de vista, creo que este tipo de acciones son necesarias, el pueblo debe levantar la voz y alzarse contra las injusticias, eso sí,  sin confundir cuál es el verdadero objetivo de la concentración, protestar contra la situación actual de los españoles. Sin embargo, hay quienes tratan de obtener protagonismo y difundir sus ideales por encima de todo lo demás, lo que me parece más que lamentable teniendo en cuenta la finalidad de las protestas.
Dos días después de la marcha que durante todo el día transcurrió de una manera más que pacífica hasta bien entrada la tarde, los medios de comunicación, al igual que los grupos de personas afines o contrarias a lo sucedido, prosiguen con la ardua labor de dar a conocer los pequeños detalles que favorecen su corriente ideológica o los errores que condenan al resto.

¿Y qué se provoca con estas actitudes? Una manipulación informativa a todos los niveles y una viralización de contenidos que  poco tiene que ver con la verdadera intención de los que recorrieron las calles de Madrid para poder optar a un futuro mejor. La única opción que podría llevarnos hasta la meta marcada  reside en la rectificación de estos comportamientos y en  la intención de luchar por la misma causa, no por intereses personales. Es tiempo de cambio…

lunes, 24 de marzo de 2014

Solo por un beso

Voy a tentarte, no aguanto más, voy a cautivar tu mirada, tus emociones, tus deseos, aquellos que se ocultan bajo la coraza que la vida ha ido forjando a tu alrededor. Me aventuraré en la realidad y conduciré mis propósitos, insistiré en conseguir escenificar la situación que mi imaginación planifica una y otra vez y derrumbaré las falsas apariencias tras las que te resguardas por miedo a afrontar y sentir lo que tu corazón pide a gritos. Ha sido un largo camino, aunque presiento que la meta está cerca y que pronto tendré  la oportunidad de comprobar si mis expectativas estaban en lo cierto.
No te resistas, no vale la pena continuar albergando la contradicción que con el paso de los días aumenta aún más mis pretensiones por tenerte entre mis brazos. Tengo motivos para pensar que es así, reconozco muchos de mis fallos, sin embargo, sé que en esta ocasión no hay margen de error. 
No recicles tus labios ante mis intenciones, déjame probar y empaparme de la fina piel que los rodea, acepta que tarde o temprano sucederá, ¿por qué alargar aún más esta terrible condena que me atenaza día y noche?

viernes, 14 de febrero de 2014

Escritos del alma

Querría decirte tantas cosas que me veo ahogado por las palabras que nunca se llevó el viento, las mismas con las que trato de buscar un desahogo sentimental que me permita seguir aumentando el deseo de volverte a mirar a los ojos y verte sonreír.
Querría expresar cuánto significas, utilizando las expresiones adecuadas, aquellas  que me ayuden a tejer y plasmar  un sentimiento sobre el papel.
Querría averiguar con qué clase de conjuro has conseguido hechizarme para así dirigir mis emociones a tu antojo, temo salir lastimado, pero creo que vale la pena arriesgarse para tratar de descubrirlo.
Querría continuar compartiendo momentos y experiencias con el fin de descubrir las cartas que el destino ha barajado y repartido en este incansable y estimulante juego de dos.
Querría que siguieses iluminando mis días, adoro ese extraño escalofrío que recorre mi cuerpo al leer tus mensajes o escuchar tu voz, aunque esa es solo una de las reacciones que provocas en mi, he de admitirlo.
Por último, quiero agradecerte tu presencia en mi vida, tu compromiso por luchar por un sueño que una nuestros caminos y ponga ante nosotros un horizonte común, gracias.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Pensando en ti...

Los frágiles copos de nieve caen incesantemente ante mi atenta mirada,  hecho que me hace recordar la última escapada invernal que realizamos con motivo de tu cumpleaños. Será difícil olvidar la asombrosa sincronización que nuestras almas supieron reflejar por medio de los abrazos, besos y caricias con los que dejábamos el mundo a un lado. La intensidad con la que vivimos cada segundo hizo que fuese una experiencia única e incomparable a todos los niveles.

Hoy, continúo teniendo las mismas sensaciones y lucho por esconderle y ocultarle mis sentimientos a la solitaria realidad que tanto daño nos causa al rememorar tiempos mejores. Y, sacando a relucir mi dañina sinceridad interior, creo que esta no será la única situación que mi selectiva memoria conservará durante un largo periodo de tiempo ya que, a decir verdad,  creo que aún te sigo queriendo…

jueves, 9 de enero de 2014

Miedo al cambio

Dentro de poco comenzaría una nueva vida, cambiaría los robustos y centenarios abetos por las gigantescas estructuras de metal que, de forma artificial, se encargaban de iluminar las calles de la gran ciudad. La saturación urbana a la que tanto temía pronto se convertiría en una realidad a la que debería de adaptarse aunque no fuese de su agrado. Era su oportunidad de salir del bache por el que estaba atravesando, seguramente encontraría nuevos objetivos e intereses que le llevasen a una mayor realización a cambio de dejar atrás una vida repleta de inigualables recuerdos y experiencias.
No tenía otra opción posible, en el pueblo apenas había trabajo para algunos, era hora de cambiar la tranquilidad por el bullicio constante. Tenía que ser valiente y alejarse de la rutina que seguían el resto de  los jóvenes de la zona, quienes se compadecían de sí mismos a cada instante, aceptaban su situación entre lamentos y se consolaban sabiendo que la gran mayoría estaba pasando por lo mismo.
Ahora solo cabía esperar un tiempo para comprobar si sería capaz de amoldarse a un estresante ritmo de vida y a su vez intentar mantener y apreciar su pasado con la misma intensidad con la que siempre lo había hecho. Tarde o temprano tendría que dejar a un lado sus miedos y aceptar el costumbrismo urbano si de verdad quería darle un giro completo y necesario a su vida, no le quedaba más remedio.