Páginas vistas en total

lunes, 18 de agosto de 2014

Amor de verano

Para Iñigo, este ha sido un verano diferente, incomparable a los anteriores, un período de tiempo en el que ha descubierto lo importante que puede llegar a resultar alguien con quien apenas has compartido unas semanas de tu vida. La culpable de esta nostálgica situación es Clara, una joven alegre, cariñosa y enamoradiza que ha conseguido que el tiempo se detuviera en cada una de sus citas. Aquellos largos y calurosos atardeceres con los que acostumbraban a sincerarse y jurarse amor eterno ya no se repetirán, al menos durante un año. Tampoco habrá lugar para la complicidad con la que se despedían cada noche en la plaza del pueblo, es hora de volver a la rutinaria realidad que rodea a los adolescentes durante el curso escolar.
Han sido capaces de descubrir la sensación de ser amados a pesar de su juventud, será por la inocencia que desprenden con su comportamiento o puede que sea por la venda que les ciega tratando de esconder lo dura y triste que resultará la distancia. Por delante queda ver si ambos cumplen las promesas realizadas, tendrán que esforzarse por mantener el contacto, no será lo mismo, pero ya es un comienzo. Ninguno olvidará estos días, esa genuina sensación perdurará durante varias semanas. Lo más seguro es que, sin que ellos puedan ni quieran darse cuenta, la intensidad de sus mensajes y muestras de cariño se vayan reduciendo lentamente hasta que todo vuelva a su antiguo cauce. Al parecer, los amores de verano…tienen fecha de caducidad.

domingo, 17 de agosto de 2014

Un sueño al alcance de muy pocos

Buscaba a alguien que no olvidase ni destruyese los recuerdos que almacenásemos con el paso de los días. Un complemento ideal para vivir y compartir experiencias, una persona con quien pudiese cantar sin morirme de vergüenza, bailar sin importarme el ridículo, hablar durante horas y sonreírle a la vida de una manera diferente y especial.
Quería compartir mis sueños con ella, desvelarle mis secretos y notar cómo me hace sentir único con cada una de sus palabras. No volveré a rebuscar entre los errores o aciertos del pasado, es hora de pasar página y comenzar una nueva historia dejando que ésta sea escrita a través de nuestros besos y miradas. Olvidémonos de los odiosos finales y disfrutemos del momento viendo al mundo empequeñecer ante nuestra presencia. Déjame encariñarme de tus virtudes y defectos, quererte hasta perder el sentido y amarte como nunca nadie lo ha hecho.
Hazme cómplice de tus emociones, permíteme conocer el  significado de un amor espontáneo y verdadero para así tratar de volar junto a ti y tus ilusiones. Acércame hasta lo más profundo de tu alma y abre tu mente ante el deseo de compartir tus sentimientos, no te arrepentirás. Es arriesgado, pero te prometo que sabré recompensar tu esfuerzo y valentía con la dulzura y el coraje necesarios para hacer de los nuestro algo irrepetible. No será fácil, sin embargo, el resultado nos conducirá hasta aquel lugar que tanto nos gusta imaginar, nuestro pequeño paraíso personal.
La búsqueda parece haber finalizado, ya solo me queda continuar soñando y luchar por lo que ambos queremos, aunque no puedo quejarme, a tu lado todo resulta más sencillo…