Páginas vistas en total

jueves, 27 de septiembre de 2012

Y tras la noche....

El amanecer trajo consigo el despertar, que a su vez trajo consigo los primeros besos del día. La complicidad, por su parte, se resistía a abandonar la habitación en uno de sus frecuentes alardes de pasión. A continuación llegaron las caricias, muy emocionadas antes el panorama que comenzaba a vislumbrarse en aquella acogedora habitación. Mientras, el incomparable marco sensual trataba de hacernos sentir, imaginar, desear....generando en nuestro interior una sensación tan intensa y placentera....
La temperatura subía irremediablemente, tratando de propiciar que todo fuese mucho más rápido, sin embargo, nuestro interés por disfrutar del momento impidió que ésta consiguiera su propósito. Aún quedaba mucho por compartir y disfrutar, así que decidimos no adelantarnos a los acontecimientos. Todo transcurriría lentamente, o al menos esa era nuestra intención...
Nuestros pensamientos parecían haberse perdido entre las múltiples emociones provocadas por el continuo roce de nuestra piel. El control y la serenidad no tenían cabida entre las sábanas, lo que hizo que la situación se volviese totalmente irresistible para los dos. Ambos queríamos ir mas allá, nuestra respiración se aceleraba a cada segundo que pasaba...no había marcha atrás....



miércoles, 26 de septiembre de 2012

Quizás lo ángeles sí existan

A pesar de mantener una mentalidad un tanto escéptica en cuanto a ciertos temas se refiere, en los últimos tiempos he vivido inusuales experiencias que podrían cambiar o tergiversar estas creencias. Y esto sucede cuando conoces a personas que verdaderamente se interesan, preocupan y tratan de ayudarte en todo cuanto esté en sus manos.
Estos ángeles no entienden de edades ni situaciones, simplemente se dedican a realizar una gran labor interior animándonos a continuar superándonos  día a día, como si la palabra derrota hubiese sido borrada de su vocabulario. Su sola presencia apacigua nuestras inquietudes y nos hace ver la vida de otra manera, nos lleva a disfrutarla en todos sus ámbitos.
Personalmente, ahora que soy consciente de su existencia sé que cuento con un gran apoyo, tanto en lo personal como en lo profesional, ya que ellos se encargarán de animarme a luchar con el fin de conseguir establecer una estabilidad necesaria que mantenga todas mis emociones y metas en equilibrio. Por lo tanto, y teniendo en cuenta esta reflexiva meditación del entorno que nos rodea, he de agradecer la gran labor que realizan en cada uno de nosotros, lo que nos llevará a convertirnos en mejores personas y nos facilitará una constante progresión interna.