Páginas vistas en total

sábado, 31 de marzo de 2012

Autodisciplina

Es sábado por la mañana y apenas me apetece escribir.  No es algo que me suela ocurrir muy a menudo, sin embargo, hace ya tiempo que busqué una solución para cuando surjan este tipo de situaciones.
Suelo preguntarme a mí mismo qué es lo que quiero conseguir y, afortunadamente, eso es algo que tengo muy claro. Podría dedicar mi tiempo a realizar algo que realmente consiguiese atraer todo mi interés, no obstante, y como últimamente viene siendo habitual, decido anteponer mi satisfacción personal a algunos de esos pequeños momentos de diversión.
Siempre que deseemos conseguir  ciertas metas personales tendremos que tener en cuenta que éstas requerirán algún que otro sacrificio por nuestra parte. Y recuerda…cualquier esfuerzo es mínimo cuando detrás se esconda alguno de tus sueños….

viernes, 30 de marzo de 2012

Bendita niñez

Qué habrá sido de aquel niño rubio al que sólo le importaba jugar y ser feliz. Todavía recuerdo con añoranza la última vez que le vi corriendo por el jardín, tan despreocupado por la vida, tan preocupado por vivir. Y había que ver con que ilusión y energía abordaba su día a día, era algo digno de admirar.
Como para cualquier niño de su mismo entorno, las preocupaciones no formaban parte de su rutina, y su única obligación consistía en disfrutar cada momento que pasaba sin tener que pensar en su futuro y en todos los quebraderos de cabeza que esto conlleva.  Y es que la intranquilidad parecía haberse desligado del travieso renacuajo que cada tarde se juntaba con sus amigos bajo la ventana de mi casa. Ya no tenía nada que hacer con él, no sabía cómo incurrir en su interior. Y qué decir de sus miedos, tan irrelevantes, tan infantiles, tan evanescentes ....
A día de hoy, sé que aquel niño rubio ya ha crecido,  ahora tiene una verdadera imagen de la realidad, una imagen totalmente opuesta a la que tenía algunos años atrás. Es consciente de todo cuanto le rodea, y a pesar de que en un primer momento no quiso aceptar las cosas tal y como eran, finalmente decidió intentar ser optimista, al menos consigo mismo....


A

jueves, 29 de marzo de 2012

Arrepentimiento tardío

Las gotas de lluvia caían incesantemente sobre su cabeza, sin embargo él continuaba caminando y pensando en lo que acababa de suceder.  No paraba de darle vueltas al asunto, pero ya no había nada que hacer. Había perdido la oportunidad de arreglar su situación y lo sabía.
Ahora sólo quedaba esperar e intentar olvidar los mágicos momentos que había vivido junto a ella, no había vuelta atrás. Tenía que cambiar, sino volvería a pasarle lo mismo y tendría que volver a arrepentirse de sus acciones.
Nada ni nadie podría devolverle la ilusión con la que él solía afrontar su vida, al menos de momento. La única opción para ello sería empezar de cero, tratando así de imaginar que el futuro todavía le tenía reservado algunas sorpresas…..

lunes, 26 de marzo de 2012

Quizás algún día........

…..tengamos voz propia para así no ser manipulados.
…..nos quitemos la venda de los ojos y nos demos cuenta de lo que de verdad nos rodea.
....terminemos con la hipocresía que ha conseguido asentarse en todos los ámbitos de la sociedad.
….aprendamos a luchar por lo que realmente valga la pena.
….acabemos con la injusticia globalmente establecida.
….establezcamos los verdaderos intereses humanos.  
….descubramos la esencia de la vida.
….la sociedad despierte…….

sábado, 24 de marzo de 2012

Realidades y distancias

Todavía no nos conocíamos en persona, sin embargo, la complicidad ya se había convertido en un elemento  común presente en cada una de nuestras conversaciones. Parecíamos conocernos tan bien que incluso, en algunos momentos, creí estar hablando con mi alma gemela.
Nuestro único impedimento era la distancia,  la misma que obstaculizaba un cambio en el rumbo de nuestras vidas y nos impedía tener un acceso físico.  Y todo esto, a diferencia de enturbiar la situación, provocaba que los lazos de unión se volviesen aún más fuertes y que el interés del uno por el otro fuese creciendo a medida que pasaban los segundos y las horas.
Ambos sabíamos qué era lo que realmente queríamos, y  el profundo deseo que aguardaba expectante en nuestro interior se mostraba impaciente por salir a la luz. Esperábamos encontrar el momento ideal o al menos eso era lo que nosotros creíamos.
Y así fueron transcurriendo los días y las noches, hasta que, una mañana cualquiera, decidí vencer mis miedos y luchar por aquello que tanto tiempo llevaba esperando. Fue un instante mágico, inigualable y….prácticamente indescriptible…..

jueves, 22 de marzo de 2012

Encontrándote a ti mismo

Concéntrate, cierra los ojos, olvídate de cualquier cosa que invada tu mente y deja que tu cuerpo se relaje. Siéntete libre, deja de lado tus ataduras y visualiza tus virtudes.
Cualquier escenario puede ser válido, únicamente tienes que iniciar la búsqueda de todos tus porqués y de todas las dudas que te atañen. Pero cuidado, esto no será una tarea sencilla, ni mucho menos. Durante este proceso te encontrarás con explicaciones y soluciones que quizás te disgusten, y solamente tú podrás valorarlas y decidir cuáles tendrás en cuenta a la hora de saber quién eres realmente.
Tras haber seguido los pasos anteriores habrás de tomar ciertas decisiones personales, algunas beneficiosas y otras necesarias. Acostúmbrate a hacer todo esto frecuentemente, de esta forma no te resultará tan duro darte de frente con la realidad.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Un dulce sueño diurno

Te conocí frente al mar, cuando ya apenas tenía esperanza de que llegaras.  Fuiste la luz que surgió entre la oscuridad en la que me encontraba sumergido, y tus destellos consiguieron devolverme la ilusión que tanto añoraba.

Ahora que estás junto a mí, me siento un afortunado por haber conseguido aquello que las personas tanto anhelan, la felicidad.  He descubierto la verdadera importancia de compartir desinteresadamente para así poder estar satisfecho con cada una de mis acciones, es maravilloso.

Espero que nunca desaparezcas y permanezcas a mi lado, espero que esa sonrisa nunca se borre de tu rostro, espero que todos estos pensamientos algún día se conviertan en realidad.….

sábado, 17 de marzo de 2012

Vive y déjate vivir

Muy frecuentemente intentamos planificar cómo nos gustaría que transcurriese nuestro futuro. Tratamos de descifrar el porvenir que la vida nos deparará sin detenernos a pensar que serán pocos los que logren sus propósitos tal y como se lo imaginaron anteriormente.
¿Cuál es la causa que nos hace planificar el paso de nuestros días? ¿Por qué no dejar que la vida nos sorprenda y que nuestros sueños ocurran por sí solos? Ni siquiera sabemos lo que sucederá mañana....
Con esto no quiero decir que no debáis visualizar aquellas metas que queráis conseguir, simplemente os animo a vivir el día a día sin que el futuro condicione vuestras acciones.

martes, 13 de marzo de 2012

Escribiendo bajo los prunos

Me siento en uno de los bancos que hay situados bajo la auténtica legión de prunos que se esconde en uno de los parques cercanos a mi casa. La verdad es que me reconforta hacerlo en estas condiciones, rodeado de suaves colores que consiguen transmitirme la tranquilidad propia y característica de esta prematura primavera. Y lo echaba de menos, todo hay que decirlo.
Tan placentera es mi situación que apenas pienso en escribir, sin embargo no quiero perder mi constancia, así que agarro lápiz y papel e intento dar rienda suelta a mi imaginación y mis pensamientos. Intento concentrarme, busco la inspiración necesaria para comenzar pero, afortunadamente, ella acude por sí sola. Debe ser cosa de la rutina.
Una suave brisa golpea mi cara, aliviando cada uno de mis movimientos, refrescando cada una de las palabras que escribo sin pausa. Si pudiese, así es como pasaría la mayor parte de los días, disfrutando de aquello que verdaderamente me gusta, haciendo lo que realmente quiero....

lunes, 12 de marzo de 2012

¿Competencia necesaria o competencia establecida?

Hace tiempo que llevo observando cómo la gran mayoría de las personas, independientemente de su edad, se encuentran inmersas en una espiral competitiva de la que resulta casi imposible escapar.
Desde pequeños nos enseñan a competir en disciplinas deportivas, en campeonatos o concursos de cualquier índole o incluso con nuestros propios compañeros de clase.
A medida que vamos creciendo los gustos van cambiando, y es en esta etapa cuando, por cuenta propia, competimos en aspectos cotidianos de nuestro día a día con intención de convencer a nuestro primer amor, tener la mejor imagen de  nuestro entorno o adquirir cierto protagonismo. Es época de cambios, de competiciones personales a las que nos presentamos voluntarios.
Cuando por fin hayamos conseguido alcanzar cierto grado de madurez y nos creamos libres en cuanto a nuestra actitud se refiere, tendremos que afrontar una nueva competición iniciada en nuestro ámbito laboral, la cual se sumará a aquellas competiciones que, voluntaria o involuntariamente, sigamos arrastrando debido a nuestra monótona rutina.
Como habréis podido comprobar estos patrones de conducta están fundamentados y orientados hacia una continua lucha con nuestro entorno. Pero dejando a un lado a las personas para las que este tipo de competiciones son estrictamente necesarias....¿qué pasaría si actuásemos de una forma distinta? ¿Qué sucedería si en vez de competir con los demás lo hiciésemos con nosotros mismos? ¿Acaso no podemos superarnos y motivarnos sin tener que competir con el prójimo? Por supuesto que sí.

domingo, 11 de marzo de 2012

Una acertada infidelidad

El recuerdo de la noche anterior no se borraría fácilmente de su cabeza, había sido realmente increíble, jamás había sentido nada parecido. Por fin había experimentado la dulce sensación de peligro tan característica de estos tipo de encuentros. Era algo que llevaba mucho tiempo queriendo hacer, no obstante, el miedo siempre solía ganarle la batalla a sus arduos deseos.
Sus sentimientos seguían a flor de piel, sus pensamientos giraban una y otra vez en la misma dirección, repasando cada segundo, cada gesto, cada palabra. Los besos y las caricias se habían presentado inesperadamente en el momento más oportuno, su ternura había conseguido abstraerle de la realidad y la simbiosis de sus cuerpos le había llevado a darse cuenta de lo equivocado que había estado durante todo este tiempo. Y es que él había estado creyendo que, en caso de llevar sus pretensiones a la práctica,  los remordimientos se apoderarían de su mente y le harían preso de sus propios secretos, sin embargo, ahora era consciente de que nada era cómo se había imaginado 
De haberlo sabido, no hubiese tardado tanto en asumir cualquiera de los riesgos que, en estos momentos, ya no parecían tener la más mínima importancia. No sabía cuándo volverían a verse, quizás eso no volvería a suceder, pero ya había sucedido.....y no se arrepentía.......




sábado, 10 de marzo de 2012

Recuperando la complicidad

El sol dejaba caer sus últimos rayos, lo que significaba que la noche pronto se les echaría encima, no obstante, esto no era algo que les importase. Habían caminado durante toda la tarde, descubriendo maravillosos parajes y compartiendo todo tipo de sensaciones.
Ahora descansaban, sentados sobre una roca, él, oteando el horizonte y dejando volar su mente en la inmensidad del cielo, ella,  apoyando su cabeza sobre el hombro de su pareja y recordando las gratas experiencias que habían vivido juntos.
SI por ellos hubiese sido, ese instante nunca hubiese terminado, deteniendo así el tiempo durante el transcurso de un momento tan especial que provocaba que el  grado de complicidad fuese aumentando a cada segundo que pasaba.
La oscuridad trajo consigo la simbiosis de algunos sentimientos que, almacenados durante un largo tiempo, se aferraban a la idea de aprovechar esta oportunidad para resurgir en su interior. Se sentían como dos apasionados adolescentes, vivaces, arriesgados, sensibles……habían recuperado aquello que tanto deseaban...

jueves, 8 de marzo de 2012

Aprovecha tus oportunidades

No entendía qué era lo que le podía estar sucediendo, y todo debido a la hermosa mujer de cabello dorado que vivía justo en la casa de al lado. Hacía menos de un mes que ésta se había mudado a su nuevo hogar y, a pesar de que ambos no habían cruzado más de dos palabras, él no podía dejar de pensar en ella. Su dulce mirada, su preciosa sonrisa....y qué decir de su tono de voz, tan agradable....tan sensual......
Las dudas le acechaban, no sabía qué hacer al respecto, pero tampoco podía continuar así, quería tratar de que se produjese un acercamiento, por muy pequeño que fuese, pero...¿cómo lo haría?
Cierto día, habiendo transcurrido ya unos meses desde su primer encuentro, él tomó la iniciativa y decidió dejar a un lado su timidez. Tomó aire, giró el pomo de la puerta y se dirigió hasta la casa de su tan deseada vecina. Golpeó la puerta con su mano derecha y unos segundos después escuchó una voz que le pedió que aguardase unos instantes. Estaba nervioso, sin embargo, también estaba contento por el gran paso que había dado, realmente significaba mucho para él.
Cuando la puerta se abrió, al otro lado apareció la figura de una joven de cabello oscuro que presentaba un aspecto serio y que, por su forma de actuar,  le pareció que tenía un carácter bastante arisco. Al preguntarle por la mujer de cabello dorado, ella, con un tono de voz vulgar y un vocabulario un tanto soez, confirmó sus peores sospechas. La antigua inquilina había desaparecido sin dejar rastro, y esta decepción le sirvió para darse cuenta de que no debía dejar pasar las oportunidades que le daba la vida, ya que éstas podrían no volver a presentarse nunca más..............

miércoles, 7 de marzo de 2012

Rectificar es de sabios

Su incesante costumbrismo siempre le llevaba a defender su propia postura, estuviese bien fundamentada o no, él siempre creía tener razón. Habían sido muchos los que habían tratado de hacerle comprender su error, sin embargo, él creía que con este comportamiento conseguiría demostrar su más que dudosa entereza mental.
Todavía no había sido capaz de comprender que su actitud no le traería nada bueno, no deseaba cambiar,  así que seguiría actuando de la misma manera hasta que algo le hiciese cambiar de opinión o le permitiese darse cuenta de lo insoportable que podía llegar a resultar su conducta.
Lo que si pudo apreciar con el paso del tiempo fueron los cuantiosos cambios de actitud llevados a cabo por aquellas personas con quienes solía relacionarse, ya que éstos, cansados de aguantar sus complejas e inflexibles opiniones, habían decidido comportarse de  una forma un tanto arisca  cuando él estuviese presente. Ya nadie quería debatir con él y apenas eran unos pocos quienes solían exponer sus pensamientos o ideas ante su atenta y desafiante mirada.
Y fue en este momento cuando comprendió que algo no marchaba bien. Nunca se había detenido a valorar y analizar el resto de las opiniones, y ahora que lo hacía, podía comprobar como éstas podían llegar a resultar tan válidas como las suyas. Debía de cambiar.....aún tenía tiempo para ello.........

martes, 6 de marzo de 2012

En busca de la tranquilidad

Camino lentamente hasta mi rincón favorito buscando un momento de paz que apacigüe mis actos y pensamientos. Necesito pausar mis inquietudes y recolocar las ideas dispersas para así encontrar y estabilizar mi equilibrio interior.
En mi caso en particular, la temporalización de este proceso suele resultar más extensa de lo normal debido al continuo y acelerado nerviosismo con el que realizo cada una de mis acciones. Los nervios se han convertido en un elemento común en mis comportamientos habituales, así que puedo considerar la tranquilidad como una antítesis de mi persona.
Trato de dejar mi mente en blanco, intento fusionarme con el silencio,  deseo ser parte del mismo. Y para lograr mi propósito, utilizo distintas vías de escape tales como la lectura o la escritura, métodos que personalmente considero idóneos para ello.
Me abstraigo, me olvido de quién soy y dejo volar mis pensamientos para, poco después, guiarlos por el camino más adecuado. Sólo quiero estar tranquilo……..sólo busco mi propio espacio….

domingo, 4 de marzo de 2012

El dilema de los amantes

La pasión y el desenfreno se habían convertido en elementos habituales de cada uno de los encuentros esporádicos surgidos a raíz de la poderosa atracción que sentían el uno por el otro. No obstante, y a pesar de que ella tenía pareja, ambos habían decidido ir mas allá. El riesgo era alto, pero algo en su interior les empujaba a hacerlo, a sabiendas de que esto podría conllevar desastrosas consecuencias.
La situación se iba complicando con el paso de los días debido a la inquietante sensación de culpabilidad que les perseguía allí donde fueran. Sus sentimientos habían conseguido sobreponerse a la lógica y a la razón estableciendo así sus propias prioridades, quizás no fuesen las más acertadas, pero ya nada les haría cambiar de opinión.
Ella había intentado luchar por su pasado, tratando de convencerse de que nada de lo sucedido en los últimos tiempos había sido lo más idóneo para la resolución de las dudas que tanto tiempo llevaba intentando aclarar, pero ya no podía aguantar más.
Él confiaba en que la relación pudiera normalizarse y afianzarse, estaba seguro de que tarde o temprano acabaría por suceder. El deseo le había llevado a confiarse y le había otorgado el optimismo necesario para que en ningún momento dudase de sí mismo.
 Tendrían que tomar una decisión si no querían terminar haciéndose daño, aunque también cabía la posibilidad de que la búsqueda de tan ansiada solución acabase con la magia que les envolvía cuando estaban juntos. Lo que ninguno de los dos imaginaba era que a partir de esa noche todo cambiaría........

jueves, 1 de marzo de 2012

La niña de mis ojos

Hay que ver cómo pasa el tiempo.....parece que fue ayer cuando sostenía ese pequeño y arrugado angelito. Y qué decir de la sensación que ésto me producía.....era algo indescriptible, nunca había sentido nada parecido.
Después de una corta y primeriza etapa de adaptación y aprendizaje llegaron los lloros, las risas, las travesuras, las pataletas y......la magia. Y es que la pequeña Clara ha conseguido aportarnos, inconscientemente, serenidad ...comprensión .....madurez ....y un sin fin de emociones y experiencias inagotables.
Meses más tarde,  la coqueta niña de ojos oscuros que conseguía recalar toda nuestra atención comenzó a pronunciar sus primeras palabras, a través de las cuales trataba de transmitir su novedosa e inocente visión acerca de todo cuanto veía, sentía o pensaba. Tendríais que ver la sonrisa que se dibuja en mi cara cada vez que ella pronuncia mi nombre, únicamente así podríais entender lo feliz y afortunado que me siento cuando está junto a mí. Si fueseis capaces de sentirlo, aunque sólo fueran unos segundos.....podríais entenderme.
A día de hoy, el aspecto personal que más resaltaría de la dulce niña de coletas que, como su tío, nunca deja de soñar, es la inmensa y poderosa ternura que por sí sola es capaz de transmitir. Ahora Clara es cariñosa, alegre, vivaz,  perspicaz, divertida, amigable......y espero que nunca cambie.....