Páginas vistas en total

domingo, 4 de marzo de 2012

El dilema de los amantes

La pasión y el desenfreno se habían convertido en elementos habituales de cada uno de los encuentros esporádicos surgidos a raíz de la poderosa atracción que sentían el uno por el otro. No obstante, y a pesar de que ella tenía pareja, ambos habían decidido ir mas allá. El riesgo era alto, pero algo en su interior les empujaba a hacerlo, a sabiendas de que esto podría conllevar desastrosas consecuencias.
La situación se iba complicando con el paso de los días debido a la inquietante sensación de culpabilidad que les perseguía allí donde fueran. Sus sentimientos habían conseguido sobreponerse a la lógica y a la razón estableciendo así sus propias prioridades, quizás no fuesen las más acertadas, pero ya nada les haría cambiar de opinión.
Ella había intentado luchar por su pasado, tratando de convencerse de que nada de lo sucedido en los últimos tiempos había sido lo más idóneo para la resolución de las dudas que tanto tiempo llevaba intentando aclarar, pero ya no podía aguantar más.
Él confiaba en que la relación pudiera normalizarse y afianzarse, estaba seguro de que tarde o temprano acabaría por suceder. El deseo le había llevado a confiarse y le había otorgado el optimismo necesario para que en ningún momento dudase de sí mismo.
 Tendrían que tomar una decisión si no querían terminar haciéndose daño, aunque también cabía la posibilidad de que la búsqueda de tan ansiada solución acabase con la magia que les envolvía cuando estaban juntos. Lo que ninguno de los dos imaginaba era que a partir de esa noche todo cambiaría........

No hay comentarios:

Publicar un comentario