Páginas vistas en total

jueves, 19 de septiembre de 2013

Ya no hay vuelta atrás

Traté de asimilar las cosas tal y como eran, no quería ni podía seguir engañándome, debía concienciarme y prepararme para los días grises y los insensatos recuerdos que revolotearían en mi cabeza alterando su estado natural. Sentí cómo las espinas se clavaban en mi corazón, impacientes por darle un final a aquello que no parecía tener solución. La resignación había tratado de hacerle frente a nuestra realidad, imponiéndose ésta última a los deseos y esperanzas que traté de conservar hasta el último momento. Era tarde para cambiar, las contínuas oportunidades se habían esfumado entre un mar de confusas intenciones, mis expectativas habían perdido la batalla.
Aceptaré un futuro sin tí, dejaré de soñar con tu eterna presencia. Las lágrimas derramadas y los arañazos del alma acompañarán al sufrimiento que tanto evité conocer a lo largo del tiempo, nuestros caminos ya no seguirán manteniendo el mismo rumbo, es algo inevitable. La lucha ha terminado, llega la hora de aceptarlo, no queda otro remedio, nuestro destino ha hablado.

7 comentarios:

  1. Describes mi situación xD Auch... En esos casos, lo favorable es cambiar de pagina, cerrar capitulo y empezar uno nuevo... Yalo tengo planeado... Me falta aplicarlo jajajaja Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Toda separación es dolorosa. El apego juega un papel muy importante en la vida que hace que se nos desgarre el alma por dentro. Todo cambio conlleva un nuevo aprendizaje y una nueva visión. Aprender a caminar con esa carencia es difícil pero todos necesitamos desprendernos de muchas cosas.. Vive el "AHORA" , sé consciente de tu ahora, de tu presente. El pasado fue ayer y ya no está. El futuro ni se ve, ni aparece por nuestra consciencia. Vivimos el ahora; un segundo que pasa ya es pasado. Recuerda que el verdadero AMOR nunca hace sufrir... Gracias por dejarme entrar en "tu casa"....TE ABRAZO

    ResponderEliminar
  3. sencillo y practico, dijiste lo mismo que yó con menos palabras, este sentimiento es universal, así es cuando sucede :), saludos

    ResponderEliminar
  4. Algo parecido le pasó a esta chica:

    "La realidad es esta. Esta puerta que abro, estos pasos que doy, la escalera que bajo.
    Saltando aquí y allá, tomo una chispa o un pequeño reflejo, o el deseo envuelto en confeti.
    Los guardo en la mochila y parto con ellos, paseo con ellos, danzo con ellos; hasta batallo con ellos.
    Empiezo a coleccionar retazos de alegría (¿o de muerte?), y los sigo guardando en la mochila, los cuido, los acicalo, los veo crecer.

    Llega entonces la otra realidad, frenética y huracanada, que enreda y desgarra. ¡Nos lanza lejos!

    Despeinada, sin poder levantarme, veo el desastre esparcido por mi calle y en el callejón, mi mochila raída e inerme yace vacía"

    EVR

    ResponderEliminar