Páginas vistas en total

domingo, 29 de abril de 2012

La decisión


La intensidad de sus palabras conseguía mantenerme en vilo. Ni por un sólo momento había pensado en esa posibilidad, sin embargo, ella parecía estar muy segura de todo cuanto estaba diciendo. ¿Qué le había llevado a pensar de esa manera? ¿Acaso le había molestado alguno de mis actos?
La confusión enrarecía el ambiente, los nervios hacían acto de presencia y la duda se había instalado en cada una de sus frases.  ¿Qué podía depararme una situación tan inusual como esta?
Su tono de voz se fue relajando a medida que pasaban los minutos. Sus ojos, totalmente cristalinos, auguraban lo que sucedería a continuación. Una explosión de emociones y un estallido de sentimientos parecían haberse citado en aquel lugar.
¿Hasta cuándo tendría que continuar esperando su respuesta?

jueves, 26 de abril de 2012

Un día cualquiera


Apenas son las seis de la mañana y ya estoy despierto. Esta vez ni siquiera he esperado a que el insoportable ruido del despertador desatara toda su ira sobre mis oídos.
A pesar de que mis ojos parecen estar cerrados, mi mente ya se encuentra totalmente activa. Intento imaginar lo que el día me deparará mientras las gotas de agua caliente recorren todo mi cuerpo. Es una sensación bastante agradable. Creo que será un día duro, así que decido tomar un par de tazas de café antes de ir al trabajo.
Durante el desayuno, noto como ciertas inquietudes intentan asentarse en mis pensamientos, sin embargo, en este momento hay pocas cosas que puedan afectarme de forma negativa. A simple vista podría no parecerlo, no obstante, me siento feliz.
Me dirijo hasta la habitación, y al llegar a la puerta, me detengo. Me gusta ver como duermes sobre las sábanas de mi cama, me hace sentirme afortunado….

martes, 24 de abril de 2012

Ambientes propicios

Escribo estas líneas bajo la comprensiva mirada de los almendros y ante la constante presencia de los muchos desconocidos que, de incesante manera, van pasando junto a mi. Hace ya algún tiempo que decidí expresar mis emociones y sentimientos a través de las palabras para así no atormentar mi cabeza con mis locuras. Y de momento, parece estar dando sus frutos.
Apenas levanto la mirada en un par de ocasiones con intención de tomar un respiro, pero me resulta complicado. El viento agitando los árboles, los numerosos graznidos que proceden de los mismos y la tenue luz del sol consiguen crear un ambiente único. Podría escribir en un lugar más tranquilo, no obstante, este peculiar microclima me permite adquirir cierta inspiración ambiental. El reto de tener que concentrarme en aquello que estoy haciendo al mismo tiempo que me evado de mi entorno dará sus resultados a largo plazo. O al menos eso espero.
Las hojas caídas transitan a su antojo a mi alrededor y la atenta mirada de una chica me desconcentra..... aunque sólo por un instante.........

domingo, 22 de abril de 2012

Un esperado momento


Al fin tuve la oportunidad de hacerlo. Y hay que decir que su reacción fue incluso mejor de lo que esperaba. Su inocente y avergonzada sonrisa señalaba que mi presencia era bien recibida en el lugar. Había pasado mucho tiempo, pero había merecido la pena. Nuestras miradas hablaban por sí solas, nuestras mentes conseguían detener el tiempo.
El mágico momento nos hace sentir especiales, sin embargo, debemos tener los pies en el suelo, las prisas nunca fueron buenas. Trato de contener mis impulsos, pero la tentación es demasiado poderosa para alguien como yo,  así que decido besarla de una forma dulce y apasionada. No hay palabras.
Mis pensamientos ahora tienen un único destinatario y, de momento, eso me hace ser feliz.  Quiero creer que este sentimiento no será algo pasajero, quiero pensar que esta vez todo será diferente, quiero volver a sentir ese inusual hormigueo…..

martes, 17 de abril de 2012

Evolución literaria

Crecí leyendo algunos de los cuentos infantiles que mi madre solía regalarme. Nadie puede imaginar lo que sentía cada vez que abría alguno de aquellos coloridos volúmenes, los cuales conseguían situarme en cualquiera de los mágicos mundos que en ellos se describía.
Con el paso de los años, mis gustos literarios fueron cambiando. Las fantásticas y  coloridas ilustraciones dejaron paso a la transición de mágicas y enrevesadas aventuras vividas por un sinfín de aguerridos y peculiares personajes. Esta es la etapa que recuerdo con más cariño, quizás porque uno de mis grandes sueños siempre fue llegar a convertirme en uno de los inquietos y atrevidos protagonistas que tanto consegían entretenerme durante mis noches de insomnio adolescente.
Cuando mi madurez al fin lo permitió, intenté ahondar en ciertos estilos literarios, pero he de reconocer que durante algún tiempo me resultó difícil ubicarme. A diferencia del resto de mi entorno disfrutaba con lecturas pesadas, descriptivas y melancólicas que contaban con las aceptación de unos pocos.
Hoy en día, me dedico a leer todo cuanto creo que me puede interesar o llamar mi atención. Puede resultar un tanto egoísta, pero una vez he conseguido averiguar cuáles son mis verdaderos gustos literarios prefiero seguir centrándome en los mismos y descubrir todo lo que me pueden seguir aportando en mi insaciable evolución literaria.

lunes, 16 de abril de 2012

Castillos en el aire

Tras haber estado esperando su llamada durante todo el día, no le quedó más remedio que aceptar que ésta nunca llegaría. Sus ilusiones se habían ido esfumando con el paso de los segundos, minutos y horas en los que tanta confianza había depositado.
Él ya no podía hacer nada más, no estaba en sus manos. Una vez más, sus impulsos le habían perjudicado al intentar acelerar lo que a su juicio parecía algo inevitable. Y si no cambiaba su actitud, esto continuaría sucediéndole una y otra vez. Y es que, todas estas confusiones y confrontaciones solían desembocar en una extraña sensación de sufrimiento que generalmente permanecía presente durante un largo periodo de tiempo.
Nunca más daría algo por hecho, sus propias experiencias le impedirán hacerlo y le detendrían en su confuso afán por encontrar a su alma gemela. Y el tiempo le daría la razón.

Los castillos en el aire han sido y siempre serán…..castillos en el aire….

jueves, 12 de abril de 2012

Una historia sin final

Ninguno de los dos conocía la verdadera razón que siempre les llevaba a terminar de la misma manera. Quizás fuesen las caricias que ella acostumbraba a ofrecerle de una forma tan especial que a él le resultaban imposibles de rechazar, aunque también podía ser debido a los mágicos momentos que solían caracterizar cada uno de sus apasionados encuentros.
Quién sabe. De cualquier manera, allí estaban ellos, tumbados el uno frente al otro, comiéndose con la mirada, deseándose con la mente, sintiéndose con el alma……
Nunca podrían tener una relación estable y cotidiana, ambos lo sabían, no obstante, ninguno de los dos quería terminar con lo que había pasado de ser un simple juego de atracción a convertirse en una constante exposición de verdaderos sentimientos reencontrados.
Dejarían pasar el tiempo, intentando que fuera éste quien les plantease una solución, no querían ver más allá del presente. Estaban muy a gusto con su situación actual, sin compromisos, sin explicaciones, sin temores que pudieran condicionar su día a día. Allí estaban ellos…tumbados sobre las sábanas….mirándose fijamente…..

martes, 10 de abril de 2012

Personalidad selectiva

Su estilo de vida y sus quehaceres diarios generalmente solían ser criticados por aquellos que todavía no habían sido capaces de entender cada una de las razones que le llevaban a comportarse de la manera en que lo hacía.
Él, lejos de frustarse o sentirse un incomprendido, se limitaba a continuar con cada una de sus acciones de forma rutinaria. No había nadie que pudiese hacerle cambiar de opinión ya que él tampoco sentía la necesidad de tener que hacerlo. Se encontraba a gusto consigo mismo, así que...¿para qué cambiar?
Seguiría manteniendo los mismos puntos de vista que el paso de los años le había ido proporcionando. No se dejaría llevar por la multitud de corrientes que tartaban de otorgarle una marcada y acentuada personalidad generada por las bases ideológicas y costumbristas de las mismas.
Su mente, al igual que él, actuaba de manera independiente, seleccionando aquello que realmente valiese la pena tener en cuenta o le pudiese servir para que continuara creando una auténtica personalidad que le permitiera diferenciarse del resto. No se creía especial, simplemente distinto....

jueves, 5 de abril de 2012

El poder de la noche

Solamente escucho cómo el viento golpea contra las ramas de los árboles. Es el único sonido que llega hasta mis oídos. Parece que todo duerme, incluso el tiempo, el cual parece haberse detenido por unos instantes.  
Levanto la mirada y observo como la luna lucha por hacerse un hueco en la relajada e inusual estampa que tengo ante mis ojos.  La oscuridad de la noche se fusiona con la luz procedente de las estrellas y de la misma luna, de la cual había olvidado decir que presentaba sus mejores galas. Estaba tan resplandeciente que casi conseguía hipnotizarme con su brillante y enérgica luz....   
Los sonidos de la noche me relajan, y el juego de luces y sombras creado en lo alto del firmamento por fin consigue apoderarse de mí y manejarme a su antojo. No quiere dejarme ir. El control que ejerce sobre mí es demasiado poderoso, así que decido dejarme llevar....

martes, 3 de abril de 2012

Un reto un tanto inusual

Alejándose de lo cotidiano decidió embarcarse en lo que a primera vista parecía resultar una misión imposible. Sin lugar a dudas se trataba de uno de los retos más difíciles a los que se había enfrentado, sin embargo, ahí estaba él, esperando al pie del cañón.
Hay reconocer que hubo momentos en los que estuvo a punto de tirar la toalla. De hecho, antes de que todo comenzase él  ya sabía que tendría que sobreponerse a mil y una adversidades, lo que no había imaginado  es que, siendo como era, le resultara tan duro asumir la realidad. El fin parecía justificar el indescriptible sufrimiento que le invadía cada vez que alguna de sus alocadas intenciones naufragaba en un mar de confusiones provocadas por sus constantes negativas.
Al parecer ella no sabía lo paciente e insistente que él podía llegar a ser.....