Páginas vistas en total

domingo, 29 de abril de 2012

La decisión


La intensidad de sus palabras conseguía mantenerme en vilo. Ni por un sólo momento había pensado en esa posibilidad, sin embargo, ella parecía estar muy segura de todo cuanto estaba diciendo. ¿Qué le había llevado a pensar de esa manera? ¿Acaso le había molestado alguno de mis actos?
La confusión enrarecía el ambiente, los nervios hacían acto de presencia y la duda se había instalado en cada una de sus frases.  ¿Qué podía depararme una situación tan inusual como esta?
Su tono de voz se fue relajando a medida que pasaban los minutos. Sus ojos, totalmente cristalinos, auguraban lo que sucedería a continuación. Una explosión de emociones y un estallido de sentimientos parecían haberse citado en aquel lugar.
¿Hasta cuándo tendría que continuar esperando su respuesta?

1 comentario:

  1. Hola Guillermo de visista por esta casa, te sigo

    un abrazo en la distancia

    Gloria

    ResponderEliminar