Páginas vistas en total

jueves, 1 de marzo de 2012

La niña de mis ojos

Hay que ver cómo pasa el tiempo.....parece que fue ayer cuando sostenía ese pequeño y arrugado angelito. Y qué decir de la sensación que ésto me producía.....era algo indescriptible, nunca había sentido nada parecido.
Después de una corta y primeriza etapa de adaptación y aprendizaje llegaron los lloros, las risas, las travesuras, las pataletas y......la magia. Y es que la pequeña Clara ha conseguido aportarnos, inconscientemente, serenidad ...comprensión .....madurez ....y un sin fin de emociones y experiencias inagotables.
Meses más tarde,  la coqueta niña de ojos oscuros que conseguía recalar toda nuestra atención comenzó a pronunciar sus primeras palabras, a través de las cuales trataba de transmitir su novedosa e inocente visión acerca de todo cuanto veía, sentía o pensaba. Tendríais que ver la sonrisa que se dibuja en mi cara cada vez que ella pronuncia mi nombre, únicamente así podríais entender lo feliz y afortunado que me siento cuando está junto a mí. Si fueseis capaces de sentirlo, aunque sólo fueran unos segundos.....podríais entenderme.
A día de hoy, el aspecto personal que más resaltaría de la dulce niña de coletas que, como su tío, nunca deja de soñar, es la inmensa y poderosa ternura que por sí sola es capaz de transmitir. Ahora Clara es cariñosa, alegre, vivaz,  perspicaz, divertida, amigable......y espero que nunca cambie.....

5 comentarios:

  1. Que bonito Guillermo, me has emocionado :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta primo, ojala todo el mundo pudiera despertar esos sentimientos en la gente, el mundo seria mucho mejor si de vez en cuando lo viéramos con los ojos de los niños.

    ResponderEliminar
  3. Pero que bonito, todo el mundo tendría que sentir ese sentimiento alguna vez yo por suerte lo siento cada vez que esta mi enano cerca

    ResponderEliminar
  4. Los niños.... tienen otra perspectiva de la vida!

    ResponderEliminar
  5. Realmente Guillermo hay lugares en el corazón que ni siquiera sabemos que existen hasta que amas a un niño.
    Clara es la luz del sol y los rayos de la luna e ilumina nuestro mundo,como nunca antes.
    Gracias Guillermo por contar.

    ResponderEliminar