Páginas vistas en total

jueves, 22 de marzo de 2012

Encontrándote a ti mismo

Concéntrate, cierra los ojos, olvídate de cualquier cosa que invada tu mente y deja que tu cuerpo se relaje. Siéntete libre, deja de lado tus ataduras y visualiza tus virtudes.
Cualquier escenario puede ser válido, únicamente tienes que iniciar la búsqueda de todos tus porqués y de todas las dudas que te atañen. Pero cuidado, esto no será una tarea sencilla, ni mucho menos. Durante este proceso te encontrarás con explicaciones y soluciones que quizás te disgusten, y solamente tú podrás valorarlas y decidir cuáles tendrás en cuenta a la hora de saber quién eres realmente.
Tras haber seguido los pasos anteriores habrás de tomar ciertas decisiones personales, algunas beneficiosas y otras necesarias. Acostúmbrate a hacer todo esto frecuentemente, de esta forma no te resultará tan duro darte de frente con la realidad.

1 comentario: