Páginas vistas en total

jueves, 8 de marzo de 2012

Aprovecha tus oportunidades

No entendía qué era lo que le podía estar sucediendo, y todo debido a la hermosa mujer de cabello dorado que vivía justo en la casa de al lado. Hacía menos de un mes que ésta se había mudado a su nuevo hogar y, a pesar de que ambos no habían cruzado más de dos palabras, él no podía dejar de pensar en ella. Su dulce mirada, su preciosa sonrisa....y qué decir de su tono de voz, tan agradable....tan sensual......
Las dudas le acechaban, no sabía qué hacer al respecto, pero tampoco podía continuar así, quería tratar de que se produjese un acercamiento, por muy pequeño que fuese, pero...¿cómo lo haría?
Cierto día, habiendo transcurrido ya unos meses desde su primer encuentro, él tomó la iniciativa y decidió dejar a un lado su timidez. Tomó aire, giró el pomo de la puerta y se dirigió hasta la casa de su tan deseada vecina. Golpeó la puerta con su mano derecha y unos segundos después escuchó una voz que le pedió que aguardase unos instantes. Estaba nervioso, sin embargo, también estaba contento por el gran paso que había dado, realmente significaba mucho para él.
Cuando la puerta se abrió, al otro lado apareció la figura de una joven de cabello oscuro que presentaba un aspecto serio y que, por su forma de actuar,  le pareció que tenía un carácter bastante arisco. Al preguntarle por la mujer de cabello dorado, ella, con un tono de voz vulgar y un vocabulario un tanto soez, confirmó sus peores sospechas. La antigua inquilina había desaparecido sin dejar rastro, y esta decepción le sirvió para darse cuenta de que no debía dejar pasar las oportunidades que le daba la vida, ya que éstas podrían no volver a presentarse nunca más..............

No hay comentarios:

Publicar un comentario