Páginas vistas en total

jueves, 16 de febrero de 2012

Un paseo invernal

Las hojas caían lentamente contra el suelo sin apenas llamar la atención, el cielo amenazaba con descargar su furia sobre sobre mi persona y el viento soplaba con una fuerza embravecida. Había decidido salir a la calle y desafiar a los elementos de la naturaleza con el único fin de despejarme y sentirme parte de la propia naturaleza aunque sólo fuera durante unos instantes
Comencé a andar sin rumbo, necesitaba notar mi cuerpo en continúo movimiento, necesitaba sentirme yo mismo para así poder responder a las dudas que habían surgido y residían en mi interior, y quien sabe si ya de paso, me toparía con la inspiración que desde algún tiempo parecía esconderse de mi.
Esta es el único método por el cual consigo sentirme libre, y esto me permite dejar volar mis inquietudes por los confines del universo y concentrarme en la obtención de mis metas personales y profesionales. La verdad es que ahora mismo no sé que sería de mi sin estos ratos tan tranquilos, tan reflexivos, tan necesarios.......

No hay comentarios:

Publicar un comentario