Páginas vistas en total

jueves, 24 de noviembre de 2011

El fino hilo de la vida

No solemos darnos cuenta de que la cuerda que nos separa de la tragedia se va haciendo más delgada a medida que pasan los años, y es que, en muchos casos, no queremos quitarnos la venda que nos cubre los ojos. No nos gusta permanecer asustados ni expectantes ante lo que pueda pasar, no aceptamos la realidad. Pero ésta no entiende de sentimientos ni de emociones, no tiene conciencia de nuestro entorno.
Afrontemos estas situaciones desfavorables con paciencia y entereza, dejando que el ciclo de la vida siga su curso. Es duro saber que esto es todo cuanto puedes hacer, y más doloroso es entenderlo y aceptarlo. Llorar, recordar buenos momentos, apoyarte en los tuyos....estas acciones.no te harán sentir más débil o vulnerable, sino que te servirán para acercarte y aceptar la realidad que te rodea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario