Páginas vistas en total

domingo, 15 de julio de 2012

Castillos, cuna de reyes y fuente de inpiración


Dichas estructuras albergan más historia e historias de las que nadie pueda imaginar, mezclando un cúmulo de personajes y situaciones que bien podrían crear cualquier extraña y sorprendente situación que se nos pudiese pasar por la cabeza.
En aquellas lejanas épocas los carros no cesaban de entrar y salir por las majestuosas puertas por las que se accedía a las numerosas villas, los mercaderes intentaban vender alguno de sus exóticos productos o en su defecto intercambiar algún vulgar artículo, los vigías impedían el paso a todo aquel que poseía un permiso especial o conspiraban contra el rey, los caballeros se entregaban a la causa real o retozaban con jóvenes damiselas,y los gobernantes del lugar trataban de regir con justicia o simplemente se lucraban a costa del sacrificio de los habitantes de la región.
Cuántos romances o conflictos reales deben esconderse tras cada uno de los gruesos muros de piedra que se divisan a gran distancia. Emplazamientos que transmiten distintas sensaciones: novelescas, mágicas o poéticas, pero sobre todo, inspirativas.
Y como leí en un llamativo y curioso grafitty que hay dibujado sobre una blanca y gruesa pared de piedra frente a la que paso todas las mañanas....dejemos que la imaginación nos haga únicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario