Páginas vistas en total

domingo, 26 de agosto de 2012

Un largo y desconocido viaje

Ya no había vuelta atrás, la hora de partir había llegado. Él tendría que dejar a un lado la relajada vida que había llevado hasta el momento, ella tendría que aprender a vivir sin sus besos, abrazos y caricias...durante algún tiempo.
A partir de entonces, sus cuerpos estarían separados por la distancia y sus pensamientos divagarían por tierra y mar, sin embargo, sus almas permanecerían unidas. La decisión no había sido fácil, pero no les había quedado más remedio, no podían desaprovechar las oportunidades que se cruzaban en su camino para mejorar su calidad de vida. Además, si este amor era tan verdadero como ellos creían, perduraría en el tiempo por encima de cualquier otra cosa.
Y así ocurrió, los días fueron pasando y la sensaciones de ausencia y soledad se convirtieron en un estado anímico más, y aunque esto era ya algo previsible, hizo que los recuerdos tomaran las riendas y guiasen el dolor que tanto intentaban camuflar en su interior para no convertirse vulnerables de cara al exterior. Él se entretenía leyendo y releyendo las cartas de su amada deseando que la cuenta atrás para volver a verla llegara a su fin lo antes posible. Ella, por su parte, trataba de ocupar todo su tiempo para así pensar en él lo menos posible, camuflando su verdadera realidad y el sufrimiento causado por añoranza que le invadía de pies a cabeza. Ahora solo quedaba esperar a que el destino hiciera el resto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario