Páginas vistas en total

lunes, 28 de mayo de 2012

Aprendiendo a perder

¿Podemos ganar siempre? ¿Podemos ganar todos? La respuesta a estas dos preguntas es idénticamente igual, no se puede.
A lo largo de nuestra vida perdemos parejas, trabajos, amigos, seres queridos.....y terminamos aceptándolo. Entonces...¿por qué mantenemos una relación tan difícil con la derrota? Todos hemos perdido o perderemos algo en la vida, cosas más o menos importantes, pero sólo si somos capaces de  levantarnos tras una caída conseguiremos saborear nuestros verdaderos triunfos.
La derrota tiene que formar parte del paisaje, tenemos y debemos equivocarnos. Eso sí, debemos  errar, no fracasar. Cada persona es distinta, habrá quien tenga que sufrir más derrotas y habrá a quien le baste con una sola para darse cuenta de lo necesarias y útiles que son. Nadie, absolutamente nadie, es perfecto. Todos erramos, algunos más que otros, pero todos erramos.
Atajemos nuestros fallos personales y profesionales, intentemos corregirlos, gestionarlos mediante un diálogo interior. Aceptemos el error como herramienta de aprendizaje, perdamos el miedo a la derrota, sino nunca sabremos hasta dónde podemos llegar.
La vida siempre tiene dos caras, la  de la derrota y la  de la victoria, no obstante, el camino de la vida nos conducirá hacia nuestras metas, y los errores son parte de este camino.

1 comentario:

  1. Muy interesante pero que es una reflexion muy personal. No important como uno lo ponga en papel los sentimientos son distintos en cada ser.
    Yo ya no Creo en la derrota mas bien Creo en el dia a dia

    ResponderEliminar