Páginas vistas en total

lunes, 4 de junio de 2012

Recuerdos lejanos

Ahí estaba yo, subido a la bicicleta de color azul que a día de hoy tanto anhelo, esperando que la carrera comenzase. A mi lado, mi amigo Javi ultima los preparativos comprobando los frenos de su vieja bici.
Es verano, y como viene siendo habitual durante los últimos años, mis padres han decidido que permanezca junto a mis abuelos durante todo el mes de agosto. Yo, por mi parte, acepto encantado esta propuesta.
Hoy en día, he de reconocer que echo de menos aquellos maravillosos años. Los meses de julio y agosto ya no resultan tan interesantes e intensos como solían ser y, en mi opinión, es una pena haber perdido gran parte de la inocencia característica de un niño. Es una lástima que, teniendo la oportunidad de viajar a casi cualquier lugar del mundo, no consiga sentir ni tan siquiera la mitad de las emociones que el verano solía generar en mi interior. A partir de hace algunos años, está época suele estar plagada de responsabilidades, inquietudes y planificaciones futuras.....
Sólo espero que algún día llegue a sentir el golpeo de las olas o el sentimiento de una amor fugaz con la misma intensidad que lo hacía cuando era pequeño y así revivir y reencontrarme con las gratas y nostálgicas experiencias que tan feliz me hacían en el pasado.

1 comentario: